Archivo por meses: septiembre 2017

Restaurar mi vieja Bicicleta o comprarme una nueva

hoy os voy a comentar un dilema que no para de darme vueltas a la cabeza esta semana. La semana pasado os hablé de las ventajas de hacer uso de la bicicleta para disfrutar de la familia y sobre todo de nuestros hijos. A raiz de este último post he empezado a plantearme que mi bicicleta necesita un cambio.

Opción 1: restaurar mi vieja bicicleta

La verdad es que siento un cariño especial por mi actual bicicleta, me la compré en un momento de mi juventud muy especial y la verdad es que me ayudó muchísimo a superar algún que otro bache emocional.

Indagando un poquito por internet me encontré con una web que habla del proceso de restaurar una bicicleta y la verdad es que me han dado muchas ganas de darle un toque de modernidad a mi antigua bici manteniendo la esencia de su estética y el valor emocional que tiene para mí.

Según me informé el proceso de restauración no es muy complicado y según explica el propietario de la web, darle un nuevo toque a nuestra antigua bicicleta solo requiere un poquito de voluntad y entusiasmo y sobretodo creatividad. Así que como considero que estos requisitos son precisamente los emblemas de mi personalidad, no debería tener muchos problemas en llevar a cabo semejante aventura.

Aquí podéis ver algunos trabajos de gente muy amateur que se decidió por restaurar sus bicicletas y he de decir que hay algunos que han logrado unos acabados muy conseguidos convirtiendo antiguos amasijos de hierros en auténticas bicicletas vintage.

restaurar mi bici vieja

Opción 2: Comprarme una bicicleta nueva

Esta opción tampoco me desagrada, incluso por momentos es la posibilidad con más enteros. También he estado mirando un poquito la oferta de bicicletas actuales en el mercado y, la verdad, hay algunas muy chulas.

En concreto de las que he estado mirando por internet esta bicicleta es la que más me gusta. Tengo ganas de tener una mountain bike con prestaciones deportivas. Mi actual bicicleta es básicamente para paseo y para moverse por la ciudad. Mi hijo mayor ya tiene 12 añitos y la verdad es que le encanta ir a la montaña y disfrutar de su bicicleta.

Muchas veces me pide que le acompañe pero cuando voy con él, noto que mi bicicleta no aguanta todos los tramos por los que mi hijo quiere pasar con su bicicleta. En los tramos de mucho desnivel con muchos surcos mi pobre bici sufre mucho y yo con ella. Por eso, si finalmente me decido por comprar una nueva, uno de los motivos será la de poder tener una bicicleta con mejores prestaciones a nivel deportivo.

Bueno en pocos días acabaré por decidirme por alguna de las opciones que os he planteado. Va a ser una disyuntiva muy difícil de resolver…espero no equivocarme y como siempre si quereis hacerme alguna sugerencia os atenderé gustosamente en el mail de contacto.

DISFRUTAR DE LA FAMILIA EN BICICLETA

Antes de montar a tu hijo en una bicicleta

El mundo de la bicicleta es una de las mejores formas de disfrutar en familia. Si estás planificando comprar una bicicleta a tu hijo y empezar a enseñarlo para empezar a disfrutar de este maravilloso deporte juntos, es mejor que te asegures de que realizas todos los pasos de una forma que garantice que tu hijo pueda montar en su primera bicicleta infantil con seguridad.

El otro día navegando por internet encontré este artículo de bicicletas infantiles, que habla de la iniciativa de un ayuntamiento con la implantación de un programa infantil. Este programa pretende fomentar en los niños la práctica de deportes saludables con la intención de erradicar el sedentarismo infantil y mejorar sus aptitudes físicas y psíquicas.

bicicletas para nuestros hijosCosas a tener en cuenta antes de enseñar a nuestro hijo

Debemos inculcarles el valor de la seguridad en el uso de las bicicletas. Cuando empezamos a realizar salidas en bici con la familia tenemos que ser consciente que al hacer uso de las vía públicas corremos riesgos de sufrir algún accidente, por este motivo darle unas lecciones básicas a nuestros hijos sobre seguridad vial es un tema imprescindible que debemos tratar.

También es muy importante saber elegir la ruta que menos riesgos o problemas pueda ocasionarnos cuando empecemos a circular con nuestras bicicletas y por supuesto, asegurarnos que los elementos básicos de seguridad como son los frenos y engranajes están en correcto estado. Las bicicletas infantiles normalmente disponen de una construcción diferente por lo que deberemos estar actualizados con las normas y consejos de los fabricantes de este tipo de bicicletas.

Cuando queremos elegir una bicicleta para nuestro hijo debemos ser cuidadosos y explorar detenidamente toda la oferta que hay en el mercado. Queremos que nuestro hijo aprenda a conducir bicicletas y que lo haga de la forma más segura y productiva para él. Por eso, debemos prestar atención que tenga asientos regulables, estructura sólida y resistente y que disponga de un sistema de frenado de calidad.

Consejos básicos a la hora d eorganizar una salida familiar:

  1. Normalmente las salidas en bicicleta suelen prolongarse en grandes espacios de tiempo. Es muy recomendable aprovisionarse de algo de comida y sobretodo asegurarnos de que dispondremos de toda el agua necesaria. Es importante que durante toda la marcha nuestro hijo se mantenga con la dosis de energía que necesita y no tenga problemas de deshidratación.
  2. Buscar zonas de descanso con sombra. Después del ejercicio es muy importante que podamos encontrar zonas confortables para potenciar nuestra capacidad de recuperación. Asegurarnos que durante los descansos los pequeños no hacen uso de elementos electrónicos, ni musicales. Durante los descansos distraerse con estos elementos puede provocar al niño distracción y desidia a la hora de retomar la actividad.
  3. Intentar infundir el sentimiento de aventura y crear en nuestro hijo la sensación de vivir una experiencia de aprendizaje y espíritu colectivo. Esta es la mejor forma de enseñar a nuestro hijo a disfrutar de la bicicleta.

Los paseos en bicicleta son una excelente experiencia familiar que nos ayuda a reforzar nuestros vínculos y además nos proporciona una oportunidad con la que mantenernos en forma y explorar la naturaleza.